La vista es el sentido que más información nos brinda, por ello es necesario cuidarlo en las diferentes etapas de la vida, ya que desde que nacemos hasta cuando llegamos a la etapa adulta, la buena experiencia visual incidirá en la manera cómo veremos el mundo.

A veces damos por sentado que si no tenemos síntomas que sugieran que podemos padecer alguna enfermedad visual, ésta se cuida por si sola; o que solo debemos protegerla cuando somos mayores.  Incluso hay quienes argumentan que hay personas que padecen problemas visuales pero se acostumbran a vivir con ellos y solo cuando los corrigen realmente se dan cuenta de que tenían dificultades visuales.

Pero cuidar la salud es un hábito permanente, por ello te damos los siguientes consejos:

  • Al nacer realízale a tus hijos un examen de retina, así detectarás obstáculos que podrás tratar de manera inmediata.

 

  • A partir de los 3 años, es necesario implementar la revisión oftalmológica anual, así prevendrás cualquier inconveniente.

  • Cuando los niños ingresan al colegio, sí que se hace necesario la revisión de un especialista, ya que se pueden incrementar las posibilidades de desarrollar patologías que, diagnosticadas y tratadas a tiempo, podrán corregirse.

 

  • Al llegar a los 40, la presbicia se hace inminente impactando a unos en mayor o en menor medida ya que el ojo empieza a perder su elasticidad. Sin embargo, existen soluciones, lo importante es que un experto recomiende el tratamiento.

  • En los 50, diferentes factores que principalmente impactan a las mujeres, generan que se de la falta de lubricación ocular, lo cual además de ser molesto, causa problemas en la visión, por ello es importante la revisión periódica y seguir las recomendaciones médicas.

 

Para acompañarte en las diferentes etapas de la vida, en Santa Lucía entregamos siempre lo mejor para que disfrutes la realidad de ver bien, ofreciéndote servicios oculares integrales.  ¡Para conocerlos y obtener múltiples beneficios, pide ya la cita con el especialista!